LA CASA

Casa Rural La Rioja

Un camino y una arboleda de grandes nogales que ofrecen sombra para mitigar el calor de comienzos del verano. Un camino que lleva hacia el río, al Camino Verde, en el término de La Pinilla. De repente, la silueta de una casa, chalet con silueta y maderas de ambiente marinero y jardín verde, muy verde, y una piscina cubierta para mantener la temperatura tras la frescura nocturna.

El padre de María José se marchó de Aguilar en los años 50. Dejó las ovejas y se dedicó al curtido de pieles en Hernani. Pero las raíces familiares mantenían una finca de manzanos de la abuela, junto a la carretera de Soria, desde donde se observa en lo alto la muralla celtibérica de Contrebia Leucade. Aquí construyeron una casa en los años 80, cuando su marido Pedro Prades, Perico, ‘el vasco’, gestionaba su negocio de hostelería en San Sebastián. Ahora dedican su tiempo a disfrutar de un nuevo ciclo vital arraigado a la esencia del territorio en la Sierra de Alcarama.

Han transformado su casa rural en la rioja. Donde había un porche ahora se distribuye un comedor de galería, la cocina y dos dormitorios, uno con puertas correderas de cristal y salida directa al jardín y la piscina. Arriba, una amplia terraza. Dentro, un salón enorme, fresco, decorado con detalles marineros, chimenea de piedra y un mural pintado de las casas de Pasajes de San Juan. Arriba, tres habitaciones. Sorprende la suite, con vestidor de espejos en una estancia previa y un dormitorio amplio de dos alturas, paredes azul marino, ventanales en la proa y terraza a estribor. Más arriba, escaleras y vigas de madera tallada que suben a la cabina de mando, donde comparten espacio la sauna, aparatos de fitness y una bañera hidromasaje con cristalera sobre las camas.

Fuera, el jardín y la piscina. Rumor de hojas de almendro y flores de magnolio. Al otro lado de la piscina, el huerto, de cultivo ecológico y calendario biodinámico; verduras y hortalizas para ensaladas y gazpachos en verano. Especialidad en comida riojana y cocina vasca, sobre todo bacalaos, acompañados de vino de sus viñas, criado, recolectado y embotellado por la familia, además del aceite y vinagre, también de elaboración propia. Debajo, la bodega. Una importante colección de vinos riojanos desde 1980, además de sidras, cavas y chacolís. Sabores del mar y de la tierra en una experiencia marinera en la sierra.

Turismo rural en la rioja en casas rurales con encanto.


larioja.com - 08/07/2011 - Jesús Toledo

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información.

Entendido